Decálogo sobre la neutralidad de carbono en Colombia
Ricardo Delgado, investigador del Centro ODS, le explicó a la prensa por qué es clave comprometer al país con la descarbonización.
17/3/2021
1432

La reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es quizás uno de los temas más álgidos en la agenda ambiental mundial. Si la humanidad no quiere comprometer su futuro y desea preservar los glaciares, los océanos y ecosistemas vitales para su supervivencia, debe reducir a cero las emisiones de gases a la atmósfera. Actualmente, 195 países firmantes del Acuerdo de París están comprometidos a reducir sus emisiones netas de carbono para el año 2050. Colombia es uno de ellos, e incluso, como lo prometió el gobierno  de Iván Duque, el país reducirá sus emisiones en un 51%  para el año 2030. 

Este tema se ha quedado en muchas ocasiones en el plano político o científico, pero compromete a toda la ciudadanía. En días pasados, Ricardo Delgado, PhD en Ingeniería de la Universidad de los Andes e investigador en el Centro ODS para América Latina y el Caribe (CODS), habló con Élber Gutiérrez, jefe de redacción del periódico  El Espectador, sobre los retos de descarbonización. En este artículo, en el Centro ODS les presentamos las 10 conclusiones más importantes de esta conversación.

1. ¿Cómo reducir las emisiones en Colombia? 

De acuerdo con Delgado, Colombia emite entre el 0.45 y 0.50% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo. “Pese a que sean pocos, los gases que emitimos se van a seguir acumulando en la atmósfera y es necesario evitarlo: el planeta debe llegar al punto de no emitir o de emitir lo mismo que absorbe”. En Colombia, según Delgado, existe un reto muy importante y es acabar con la deforestación, pues es la principal fuente de emisiones. El país también tiene el reto de transformar la generación de energía, cambiando modelos como el de la extracción de carbón y el uso de combustibles fósiles para el transporte. En un nivel individual, es clave fortalecer el reciclaje, la movilidad sostenible y otras acciones encaminadas a reducir la huella de carbono. 

2. La transición también debe hacerse por motivos económicos 

“No solo debe hacerse por razones ambientales, sino también económicas”, explicó Delgado. Los sistemas productivos, de acuerdo con él, se basan en “las condiciones que tiene el planeta. Y es evidente que el planeta está cambiando, entonces los sistemas productivos tienen que cambiar. El desarrollo sostenible lo que permite es que las actividades económicas puedan estar vigentes no solo hoy sino en 10 o 30 años”. Los consumidores ya están migrando hacia productos con menos carbono embebido y puede que las industrias carbono intensivas se queden sin clientes en unas décadas.

3. Colombia debe apretar el acelerador para reducir sus emisiones 

La meta de llegar a la carbono neutralidad en 2050 implica que los gobiernos y el sector privado se unan para una transición económica, energética y cultural sin precedentes. En Colombia, como explicó Delgado, existen alternativas importantes para alcanzar esa transformación energética: “Para el caso de la generación eléctrica, se pueden pensar en alternativas novedosas, como el uso de la geotermia o la producción de hidrógeno para utilizarlo en combustibles carbono neutrales. Se puede pensar también en biorrefinerías que no impliquen deforestación. Todavía dependemos de la industria del petróleo pero necesitamos buscar alternativas y armonizarlas con las inversiones existentes”. 

4. La clave es la anticipación 

Para Delgado, es muy importante que Colombia haya avanzado desde 2014 en planes de reducción de emisiones tanto nacionales como sectoriales que han resultado, por solo mencionar un ejemplo, en la generación de incentivos como los formulados para promover la movilidad eléctrica. El país, señaló Delgado, “no se puede aislar de la tendencia mundial hacia la carbono neutralidad y hay aspectos positivos como los planes de mitigación y acción climática en ciudades como Bogotá y Medellín, o los incentivos tributarios para la compra de vehículos eléctricos”. Actualmente, señaló el experto, Colombia recibe gran parte de su recaudo del sector minero energético.  “No se trata de dejar de usar el petróleo de un día para otro, sino de anticiparse y saber que las reservas son finitas y que en las próximas décadas este no será competitivo”. También, se pueden prever los problemas de desabastecimiento o intermitencia de las fuentes electricidad y los cambios que se necesitan en este sector para satisfacer la demanda y evitar esos problemas.

5. Se deben impulsar las alternativas existentes 

En el país, según Delgado, “no se hablaba de acciones de mitigación y entre 2014 y 2020 se han desarrollado diferentes planes de mitigación tanto en el sector público como en las empresas privadas que han permitido transformaciones como la compra de buses eléctricos para ciudades o los puntos de recarga para vehículos eléctricos en ciudades como Medellín y Bogotá”. El uso de la bicicleta, el reciclaje y el consumo de alimentos que no generen altas huellas de carbono también son acciones individuales visibles que se han presentado en los últimos años. 

6. La deforestación: un problema que es urgente resolver 

Hoy, explicó Delgado, es necesario que Colombia reduzca a cero la deforestación, pues en 2020 se generaron 100 millones de toneladas de emisiones en el país por deforestación, casi la mitad de las emisiones totales en el país, según el experto. Mientras se trabaja en este frente, el gobierno y el sector privado tienen un reto muy grande en generar energías renovables para no depender en el futuro de materias como el carbón y el petróleo.

7. El rol de la ciudadanía es clave

En la conversación, Delgado resaltó que es fundamental que los habitantes de todos los países tengan claro que para alcanzar la meta son necesarias tanto las acciones del gobierno como las de la ciudadanía. “En una casa carbono neutral, por ejemplo, se tiene que asegurar el reciclaje y la reutilización de la mayoría de los materiales, así como una adecuado manejo de los residuos. También, en esa casa se deberían cambiar los elementos que generan emisiones, como la estufa, el calentador de agua, entre otros. Y se puede usar menos el carro o utilizar la bicicleta o el transporte público alimentado de energías renovables”. 

8. Es necesario invertir en energías renovables 

Para Delgado, Colombia ya arrancó con su estrategia de reducción de emisiones pero son necesarios unos ajustes en el sector eléctrico para hacer realidad la transición. Es clave, por ejemplo, invertir en nuevas plantas de energías renovables así como en tecnologías que permitan, por ejemplo, ampliar la flota de vehículos eléctricos en las ciudades así como las centrales de recarga. Por otro lado, también es importante lo que está haciendo el sector financiero de apoyar con capital a los proyectos que se alinean con la transformación energética. 

9. La transición no riñe con el desarrollo económico

Una de las preguntas que se le hicieron a Delgado fue si la transición no afecta el desarrollo económico del país, el cual depende en buena medida de combustibles fósiles. De acuerdo con el investigador del CODS, “cuando se mira la foto completa, uno ve que las energías renovables generan nuevas inversiones, nuevos negocios y nuevos empleos. La transformación, eso sí, requiere que los ingenieros eléctricos e industriales se sienten a pensar cómo hacer innovación porque en efecto hay negocios que generan muchas emisiones y que se van a ir marchitando”. 

10. Sería ilógico ir en sentido contrario 

Teniendo en cuenta que existen voces que señalan que los países que generan más emisiones son quienes deberían transitar hacia nuevos escenarios de energía renovable, Ricardo Delgado explicó que si países como Colombia se quedan atrás, estarían alejándose del las dinámicas del mercado internacional. Por ejemplo, “si en 2050 toda la flota es eléctrica, insistir en el impuesto de la sobretasa a la gasolina no tendría mayor sentido. El 71% de la economía global y los mercados del mundo están comprometidos con la carbono neutralidad. Por eso, en un futuro nadie nos compraría si tenemos las mismas industrias de carbono con huella muy alta”. 

Para ver la entrevista completa, haga clic en el siguiente enlace:

COMPARTIR
fb
¿Quiere estar al tanto de las convocatorias del CODS y de todo lo relacionado con los ODS en América Latina? Suscríbase aquí a nuestro newsletter mensual.